El doctor Pierre Dukan es un nutricionista francés nacido en 1941 y es el creador de la famosa Dieta que lleva su mismo nombre “Dukan”. Ha sido autor de más de 19 libros que han sido traducidos a más de 25 idiomas.  Publicó su primer libro en 1970 llamado “Lidiando con la celulitis” y en el año 200 publica el famoso libro “The Dukan Diet”.

La Dieta Dunkan, una de las más famosas en Francia tiene la tarea de modificar tus hábitos nutricionales y te ayudará a estabilizar tu peso permanentemente, siempre y cuando sea cumplida al pie de la letra. Es una dieta rica en proteínas, baja en grasas y baja en carbohidratos, está basada en un consumo de proteínas y vegetales conocidos los cuales hacen un total de cien alimentos, cuyos nombres serán nombrados más adelante y serán consumidos en distintas fases de la dieta.

La dieta está basada en cuatro fases distintas, la primera fase permitirá a la gente perder peso rápidamente, la segunda permite estabilizar el metabolismo, y la tercera fase más que todo consiste en una fase de habituación y la cuarta consiste en mantener el peso ideal de por vida, siempre y cuando se sigan las instrucciones al pie de la letra la dieta.

Fases de la Dieta paso a paso:

A continuación una breve explicación de cada fase que compone la dieta Dukan:

Fase 1 o Fase de “Ataque”

Consiste en ingerir exclusivamente proteínas con una duración entre 3 y 5 días. La duración va a depender de cuantas libras desea perder la persona, edad, sexo y constitución física de la persona que la realiza. Cabe destacar que está prohibido el consumo de cualquier otro alimento que no entre en la categoría de proteínas.

Si desea perder 5 kilos o menos la duración es de 1 día.

Si desea perder hasta 10 kilos la duración es de 3 días.

Si desea perder entre 10 y 15 kg la duración es de 5 días.

Puedes consumir carnes magras de ternera, caballo, conejo (a la plancha, a la brasa, al horno y al vapor), hígado, riñones, lengua de ternera, pescados (sardina, atún, salmón, merluza, bacalao, lenguado, salmón ahumado, trucha ahumada), conservas de pescado (solamente aquellas conservadas en agua, evitar las conservadas en aceite). De igual forma están permitidos los lácteos desnatados (quesos, yogurt, leche), huevos de gallina o codorniz (claras ilimitadas, yemas limitadas si hay problemas de colesterol), fiambres bajos en grasa, tofu siempre y cuando no lleve azúcar o almidón.

Todo esto lo debe complementar por lo menos con el consumo de 1,5 litros de agua diarios, caminatas diarias de 20 minutos y consumo de una cucharada y media de salvado de avena diariamente.

 

Fase 2 o “Crucero”:

Nos mantendremos en esta fase hasta llegar a nuestro peso ideal y es en donde alternaremos diariamente proteínas puras con proteínas y verduras al día siguiente. Es menos intensa que la fase anterior y perderemos peso pero no tan rápidamente como en la fase anterior. Podemos llegar a perder 4 kilos de peso en un mes.

Tenemos que evitar el uso de aderezos que contengan aceite, pero podemos intentar con aderezos a base de yogurt sin grasa, con un toque de mostaza.

Verduras permitidas (se pueden consumir crudas o cocidas): vegetales de hojas verdes, tomates, rábano, espinaca, repollo, champiñones, coliflor, coles, calabacín, pepinos. La zanahorias y remolachas se pueden consumir con moderación pero no se recomienda su consumo en cada comida. Papas, lentejas, aguacate, maíz o alimentos que contengan almidón están prohibidos.

De igual forma que en la primera fase se recomienda consumir diariamente al menos 1,5 litros de agua acompañado de ejercicio moderado de 30 minutos de duración y dos cucharadas diarias de salvado de avena.

Fase 3 o “Consolidación”:

Al lograr nuestro objetivo de llegar al peso ideal  pasamos a esta tercera fase. Durante esta fase reintegraremos progresivamente a nuestra dieta los alimentos que no estaban permitidos en las fases anteriores. Esta fase es importante porque es la fase en donde aprenderemos a mantener el peso ideal.  El objetivo principal de esta fase es evitar el efecto rebote, es decir, recuperar todo el peso que ya habíamos perdido anteriormente.

El tiempo que nos mantendremos en esta fase va a depender del número de kilos perdidos desde el inicio de la dieta multiplicando eso por 10 días. Por ejemplo si una persona perdió 9 kilos durante las Fases 1 y 2: la fase de consolidación debe durar 90 días.

Debemos mantener de igual forma un “ataque” de proteínas puras una vez a la semana, un consumo de al menos 1,5 Litros de agua diariamente, 2 cucharadas diarias de salvado de avena y realizar ejercicio de moderada intensidad.

Es importante que la reintegración de los alimentos que no teníamos permitido consumir lo hagamos uno por uno y de manera progresiva. En esta fase nos podemos permitir lo que se conoce actualmente como “cheat meal” (cualquier tipo de alimento que no cumpla con los lineamientos de la dieta) dos veces a la semana, sin repetir el plato.

Fase 4 o “Estabilización”:

Es considerada la fase más fácil pero también como la más importante. La mayoría de las personas recuperan todo el peso que perdieron durante las fases anteriores, por lo que es ideal mantenernos en la fase de estabilización (fase final de todo el proceso) por tiempo ilimitado, siempre cumpliendo con tres reglas que debes cumplir sin falta alguna: mantener un día de “ataque de proteínas”, realizar ejercicio durante al menos 20 minutos diarios, mantener el consumo de tres cucharadas de salvado de arena diarias. Durante esta fase debemos mantener los hábitos que teníamos en la fase anterior.

La Dieta Dukan te garantiza buenos resultados siempre y cuando sigas las instrucciones y tengas como meta un peso ideal, no te garantiza resultados extremos en tiempo record. Es muy importante que recuerdes consultar con tu médico tratante antes de iniciar cualquier tipo de dieta, especialmente si posee algún tipo de patología base que requiera algún tratamiento especial.