Esta fase es conocida como fase de ataque porque es cuando comenzamos a combatir el sobrepeso, pero para esto tenemos que tener muy claro cuál es nuestro peso justo para saber cuánto tiempo estar en esta fase, se recomiendo visitar un nutricionista que nos ayude con esto o buscar páginas web que nos ayuden a verificar nuestro peso justo.

PROMEDIO IMPORTANTE

Un promedio de los días que deberás estar en la fase ataque es este:

  • Si quieres rebajar 5 kilos o menos: Un solo dio en la fase de ataque
  • Si quieres bajar 10 kilos o menos: Tres días son más que suficientes en esta fase.
  • De 10 a 18 kilos: cinco días en la fase de ataque es lo recomendable.
  • Si planeas o necesitas rebajar más de 18 kilos: De siete a diez días son suficientes en la fase de ataque.

Se considera la más difícil y más estricta porque como muy bien dice “todo comienzo es difícil” y más aún porque en esta fase solo tenemos una serie de 72 alimentos que nos permiten consumir y suele durar de 1 a 10 días, en esta fase veremos rápidamente una pérdida de peso, como ya mencionamos tenemos una corta lista de alimentos viables para esta fase pero con un altísimo contenido proteico.

Los primeros 3 días son los más difícil en esta fase ya que es cuando sentirás mas hambre, pero hay que ser fuertes solo son estos tres días que tendrás esta sensación, luego estarás saciado todo el día con un menú de alimentos que tenemos para ti.

En la parte de las carnes tenemos: El bistec de caballo, la cecina, Bistec de buey o hamburguesa, filete de buey, chuleta de ternera (sin grasa), riñón de ternera, solomillo de buey, jamón de york (sin grasa), conejo, filete de lomo de vaca.

Por otro lado tenemos las aves: Bistec de avestruz, codorniz, jamón de pavo, jamón de pollo, pavo, pichón, pintada, pollo.

También tenemos los pescados: Abadejo, Atún fresco, atún al natural, bacalao fresco, boquerones, caballa dorada, fletan y fletan ahumado, gallo, gulas, lenguado, trucha, surimi, sargo, sardina, salmonete, salmón y salmón ahumado, rodaballo, rescaza, raya, rape, pez espada, pescadilla, mújol, mero, merluza, lubina.

Entre los mariscos tenemos: La almeja, El berbecho, Bogavante, buey de mar, calamar, cangrejo, cigalas, erizo de mar, gambas y langostinos, langosta, mejillones, ostras, pulpo, sepia, vieiras.

Solo podemos comer 3 tipos de proteínas vegetales y son: El konjac, el tofu y el seitan.

En los lácteos tenemos: Leche desnatada, queso fresco y batido 0%, requesón desnatado, queso estilo de burgos desnatado, yogurt desnatado natural o de sabores.

Y como otras opciones están: Huevos de gallinas, huevos de codorniz y salvado de avena.

¿ES ESTA LA FASE MAS DIFÍCIL?

Se considera la fase del ataque la más odiada por las personas ya que nuestro cuerpo al notar las primeras horas que no recibe ningún tipo de glucosas las absorbe del hígado, esto da como resultado la rápida y continúa pérdida de peso, cabe destacar que lo que perdemos principalmente es glucosa y peso.