Ya probaste la Fase de Ataque y la Fase Crucero y te gustó, ¿verdad?, lograste perder una buena cantidad de peso en tu primera etapa y ahora ya estás listo para educar a tu cuerpo para evitar que te afecte el tan temido rebote.

La Fase de Consolidación deberás iniciarla una vez que la Dieta te haya permitido perder todo el peso que necesitabas eliminar de tu cuerpo y tendrás que aplicarla durante 10 días por cada kilo perdido, por lo que podrá ser una fase larga y controlada, que variará según cada persona.

Durante el tiempo que te tome la Fase de Consolidación de tu Dieta Dukan, irás reintroduciendo lenta y progresivamente esos alimentos que tanto nos gustan y que tienden a hacernos engordar, por estar repletos de carbohidratos, con un contenido muy elevado de azúcares que no necesitamos la mayoría del tiempo y que se transforman en grasa en nuestro organismo, almacenándose imprudentemente en nuestro abdomen y muslos, haciéndonos perder la figura esbelta que queremos mantener y la ropa que más nos gusta.

Ten mucho cuidado con esta fase en no irte de bruces, debes fijar un día a la semana en el cual seguirás manteniendo una alimentación altamente proteica durante todo el día, para que el metabolismo recuerde que su función es la de activar y no la de almacenar.

¿Cómo cumplo con la Fase de Consolidación sin problemas?

Lo primero que debes tener en cuenta son los 100 alimentos autorizados, que puedes consumir con total libertad, provenientes de tus primeras fases de la Dieta Dukan.  En segundo lugar, deberás incorporar lentamente en tu menú diario alimentos con altos contenidos de azúcares, tales como féculas, frutas y harinas, en porciones controladas y con cuidado de velar por los que aún no se te autorizan.

De igual manera los embutidos y lácteos comenzarán a hacer acto de presencia ¡Pero no abuses de ellos!, ten en cuenta que será en raciones pequeñas, de otro modo, no serían alimentos “de placer”, sino que alterarán tu proceso de dieta que tanto resultado te había dado.

La actividad física también jugará un papel trascendental en tu nueva vida, y es que junto a la pérdida de peso, deberás educar a tu cuerpo para que gaste y no almacene y eso es algo que sólo el ejercicio podrá lograr, pero no te preocupes, no deberás pasar horas en el gym, ni dedicarte a agotadores y riesgosos deportes, con sólo integrar a tu vida algunos minutos de caminatas enérgicas, será suficiente para empezar, y si quieres tonificar aún más tu esbelta silueta, entonces podrás incorporarte a la actividad que más te guste, aprovechando la gran variedad de opciones que existen para una vida sana y activa, en todo caso, sólo recuerda que el sedentarismo nos hace más daños de los que podemos imaginar y que éstos no sólo afectarán tu figura, sino toda la salud integral de tu organismo.

¡Ya estás Listo!  Inicia esta nueva fase con pie firme y disfruta de los nuevos placeres de tu menú.