¿Tienes problemas de sobrepeso? ¿No te sientes conforme con tu figura y no sabes qué hacer?

¡Entonces te ayudará este artículo! …acompáñame un rato y te contaré sobre cómo disfrutar de una nueva experiencia, fácil y efectiva para lograr justo lo que quieres, sin que tengas que hacer grandes gastos, ni perder mucho tiempo, y en especial que no te dejará más frustraciones en tu intento por verte y sentirte mejor.

¿Qué de qué se trata?

Como ya seguramente has escuchado hablar a cada vez más personas sobre la importancia de mantener una alimentación sana y acorde a tus necesidades y las de tu cuerpo, te explicaré un poco sobre cómo este tema te ayudará.

Todos los seres vivos tenemos una necesidad básica en común: ¡alimentarnos! …lo que nos distingue es principalmente nuestro desarrollo y las funciones que hacemos a diario y de allí, que los humanos, por ser los más complejos de toda la innumerable gama de habitantes de nuestro extraordinario planeta, tengamos la clase de vida más compleja de todos, a demás que nos encanta complicarnos cada día más con todas las actividades que nos inventamos para nuestras particulares aventuras.

¿Qué cómo esto influye en nuestro peso y la forma de nuestro cuerpo? ¡Muy simple!  A diario le estamos dando más importancia a nuestros quehaceres y dejamos a un lado el cumplimiento de nuestras necesidades más básicas como seres vivos, así que respiramos mal, descansamos mal y hasta nos alimentamos mal, no nos damos cuenta de cómo esto nos afecta, porque estamos distraídos con todas las obligaciones que tenemos que cumplir, para “funcionar” en nuestra agitada sociedad, sin embargo, nuestro cuerpo sí se entera de que está funcionando mal, y que le damos un muy mal uso con muy pocas recompensas, así que lo primero que debes hacer, es velar por conectarte de nuevo con tus necesidades más básicas, y darte el placer verdadero de disfrutar de tu cuerpo.  Respira profundo cada vez que sientas las brisa pasar, deja tu mente en blanco a la hora de dormir, aprende a alimentarte correctamente y descubre las maravillas que tu cuerpo hará por ti, sin que tengas que complicarte aún más la vida.

¿Y si fracaso?

Este método le tomó al Dr. Pierre Dukan, más de 40 años de experiencia profesional como médico nutricionista, así que no se trata de una especulación, ni de un experimento, o un simple tal vez, a demás que son miles de profesionales que a diario demuestran a sus pacientes cómo mantener una dieta sana y equilibrada, les ayuda a recuperar su salud y armonía física.

¿Cuál es la diferencia entonces con la Dieta Dukan?

¿Recuerdas que te dije que sería fácil y efectiva?  Lo es, y precisamente ahí está la diferencia, ya que la mayoría de las dietas implican grandes sacrificios, un montón de cosas que no puedes comer, un montón de cálculos que debes hacer para poder comer algo que luego te dejará con hambre (Entre nosotros con confianza: ¿a quién le gusta sentarse a la mesa con una calculadora al lado?), sentirte insatisfecho por culpa de la dieta que estás haciendo, sólo para perder unos kilos y lo que hace que pierdas es más bien la paciencia y termines abandonándola, luego te frustras culpando a la dieta de que no sirvió y que ganaste aún más peso al dejarla.

Todo eso se debe a que la dieta que emprendiste no estaba adecuada a las verdaderas necesidades nutricionales que te exige tu cuerpo.  En este caso, la Dieta Dukan, está diseñada para que realmente tengas todo lo que necesitas, sin culpas ni hambre.

¿Cómo empiezo entonces?

La Dieta Dukan está diseñada para cumplirse en cuatro Fases.  La primera es llamada de Ataque, es corta y te hará perder peso de inmediato (y en esa nos centraremos), le sigue la Fase Crucero, con la cual llegas a tu peso justo, para luego pasar a la Fase de consolidación, la cual evitará que tengas el temido efecto rebote, pudiendo pasar a la Fase de Estabilización, en donde lograrás mantener tu peso corporal de una manera definitiva.

¿Qué necesito para la Fase de Ataque de la Dieta Dukan?

Esta fase se encarga de brindarte todas las proteínas que tu cuerpo necesita y que tanto dejamos a un lado.  Las proteínas cumplen con un gran número de funciones importantísimas en nuestro metabolismo, son parte de nuestras hormonas y permiten el paso de las sustancias nutritivas entre nuestras células y lo más importante es que también ayudan a sacar de las células todo lo que se acumula y no deseamos, tal como las grasas.

La Fase de Ataque de la Dieta Dukan, también te permitirá satisfacerte con las proteínas que necesitan tus músculos para que cumplan eficientemente con su trabajo, así que verás un gran número de beneficios mientras pierdes peso rápidamente.

¿Cómo puedo cumplir con esta fase?

Te brindaré tres recetas de ejemplo, para que veas lo fácil que se te hará cumplir con tu Fase de Ataque, detállalas y aplícalas y luego podrás buscar nuevas recetas, para que tu dieta diaria esté llena de ricos placeres.

Para los amantes del mar, acá les va la Receta #1.  Esta fabulosa entrada es el abrebocas perfecto para estimular un correcto apetito.

Salpicón de Mariscos:

  • 500 g de mejillones frescos
  • 150 g de gambas peladas
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 6 barritas de surimi
  • Vinagreta Dukan
  • 1 pizca de sal

Limpiar los mejillones muy bien, procurando       que no queden restos de arena, luego se cocinan con muy poca agua por 5 minutos dejándolos tapados, hasta que se abran.  Apenas estén listos, se retiran del fuego y se pasan por agua fría rápidamente, para que no se pongan duros.  Las gambas se pueden preparar en el microondas entre 1 y 2 minutos solamente y sin dejar que se sequen.  Apenas estén fríos los mejillones, se pueden sacar de la concha.  Mezclar todos los ingredientes en un envase, con los pimientos, la cebolla y el surimi previamente cortados en trozos pequeños.  Aderezar al gusto con un toque de sal y vinagreta ligera.  Se puede agregar también un poco de cilantro, orégano o perejil, para variar el gusto.

Para mantener el equilibrio que tu plato fuerte siga viniendo del agua, la Receta #2 te mostrará lo fácil que es.

Papillote de bacalao fresco con hierbas y pimientos.

  • 4 chalotas
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 4 ramitas de perejil
  • 4 ramitas de cilantro
  • 5 ramitas de perifollo
  • 4 ramitas de estragón
  • 1/2 limón
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 4 filetes de bacalao fresco
  • Sal y pimienta

 

Las chalotas se deben pelar y cortar en láminas, para luego dorarlas en un sartén por unos 4 minutos y condimentarlas con las hierbas troceadas.  Colocar cada filete de bacalao sobre un rectángulo del papel y salpimentarlos, cubriéndolos después con la preparación de las chalotas.  Rociar esto con zumo de limón.  Cerrar los papillotes muy bien y ponerlos al horno sobre una bandeja, por unos 10 minutos a 210 °C (410 °F).  Al sacarlos del horno se dejan reposar y se sirven con los pimientos cortados en cuadritos.

 

¡Tranquilo! Acá no hay sacrificios ni sufrimiento, tu postre no dejará de estar en la mesa y la Receta #3 te dirá cómo preparar el mejor placer de la vida.

 

Tarta Pluma de limón:

 

  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de edulcorante en polvo
  • 3 centilitros de agua fría
  • 1 limón

 

Batir las yemas de los huevos con el edulcorante, agregar el zumo del limón y la ralladura de su piel, junto con el agua a las yemas batidas.  Cocinar esta mezcla en baño María a fuego lento.  Sacar del fuego y seguir batiendo con la espátula hasta que espese.  Las claras de los huevos se montan a punto nieve con el edulcorante, incorporando esto a las yemas aún calientes.  Verter toda la mezcla en un molde para tartas de 25 ó 30 cm de diámetro y colocar en el horno ya precalentado a 180°C (350 °F), por un aproximado de 35 minutos, hasta que se vea dorado por encima.  Servir en porciones separadas.